Entender el ‘Ulises’ de James Joyce


En el reciente Encuentro de Irlandeses y Amantes de Irlanda en España salió a colación, más de una vez, la obra Ulises de Joyce. El domingo por la mañana pude escuchar con atención cómo Roger Cumminskey desgranaba el capítulo 4. Pues bien, navegando por la red me he topado con esta guía para comprender mejor la obra. Espero que os sea de utilidad. Yo creo que, siguiendo al pie de la letra todas sus instrucciones, el Ulises se nos abrirá de par en par. ¡Suerte!

Supongo que muchos habréis oído hablar de esta obra cumbre de la literatura universal y de su autor, el escritor irlandés James Joyce. La leyenda urbana que corre por ahí es que nadie consigue acabarse el tocho sin sentirse anonadado por su tremenda incultura o quedarse profundamente dormido. No os preocupéis, es normal. Es imposible entender el contenido si con anterioridad no se ha localizado el continente. Así que, nos hemos dicho, ¿por qué no hacer un manual de ayuda para que entendáis este libro? Y eso hemos hecho. Generosos que somos.

Para los profanos explicar brevemente que “Ulises” es un relato basado según algunos en la estructura de La Odisea de Homero; según otros en la forma de empinar el codo del autor. Por si fuera poco, hace un uso indiscriminado del discurso interior, técnica narrativa no basada en los cánones literarios convencionales, sino en el discurrir aleatorio, incoherente y naufragante que se produce en la mente cuando vas caminando por la calle. Podéis hacer la prueba cuando queráis: iros a dar una vuelta y lo comprobaréis personalmente. Leéis un rótulo donde pone “Camas automáticas” y de repente hacéis una regresión en el tiempo y os acordáis de cuando estuvisteis ingresados por una lesión de ligamentos cruzados del menisco interior derecho y, efectivamente, la cama era automática. De ahí saltáis a “Maribel“, ¿por qué?, por que la enfermera que os traía la sopa se llamaba justamente… ¡Maribel! y unos momentos después estáis pensando en una marca comercial de queso que se llama mini-maribel. Os entra hambre y acabáis frente a un pincho de tortilla en una tasca un poco grasienta. ¿Resultado? En menos de un minuto nos hemos ido de las “camas automáticas” a los “pinchos de tortilla”. Este tío era un genio: te ahorras un pastón en drogas!!!

Por si no tenéis bastante, Joyce tenía un sentido del humor bastante peculiar y hacía un uso desmedido del “private joke“. Para que nos aclaremos: es aquello que nos hace gracia sólo a nosotros porque está relacionado con cosas de nuestra vida particular. Por si fuera poco: aparte del vino, le chiflaban las alegorías, los simbolismos, los mensajes encriptados y los juegos de palabras raros. Y además los usaba a destajo.

¿Preparados?

TODO LO QUE HAY QUE SABER (previamente) PARA ENTENDER ULISES.

* Hay que tener el nivel C de latín, o en su defecto el Latin First Certificate.

* También hay que tener conocimientos profundos de etimología griega y saberse de pé a pá las obras de Aristóteles, Platón y Sócrates (mínimo) Si se pueden leer directamente en griego antiguo es preferible. Si tus conocimientos de griego alcanzan sólo a decir kroña-k-jroña, mejor ni lo intentes.

* Conocimientos profundos de inglés, alemán, francés, español, neerlandés, gaélico, romanche e italiano (muy recomendables)

* Hay que saberse al dedillo todas las oraciones latinas que se utilizan en la liturgia católica y todos los ritos, sacramentos, vestuario, complementos y accesorios relacionados con la misma. Recomendable leerse unos cuantos catecismos y misalitos antes de emprender el combate de lucha libre contra Ulises. Podéis ir si queréis al sermón dominical (opcional) Hacer un estudio de la filosofía eucarística de la Iglesia entre 1904 y 1924 tampoco está de más.

* Es imprescindible conocer en profundidad la situación social, política y económica de la Irlanda de principios del siglo XX, en especial todo lo relacionado con los movimientos independentistas locales, además de todas las marcas de cerveza, ungüentos, linimentos, camafeos, ligueros y sujetadores del momento. Conocer la ubicación de los principales prostíbulos, tabernas, pubs, publicaciones, iglesias, conventos, casas de okupas y mercados de ganado del momento también puede resultar útil. Si no se dispone de un mapa de Dublín es recomendable buscar uno o viajar directamente. Cada 16 de junio se celebra el Bloomsday, rito que consiste en disfrazarse de tío de 1904 (o tía: con ligueros y tal) y desfilar en procesión por el itinerario que Leopold Bloom (uno de los protas) sigue en la novela. Es el momento ideal para hacerlo.

* Es innecesario decir que es absolutamente imprescindible conocer de forma exhaustiva toda la obra de Homero, especialmente La Odisea. Si tenéis unos minutillos, echadle también un vistazo a todas las obras de Shakespeare, Ibsen, Dante, Santo Tomás de Aquino y San Lúcar de Barrameda. Se precisan asimismo, conocimientos elementales sobre autores de la antiguedad greco-romana como Tito Livio, Séneca, Cicerón, Plutarco y Pijus Magníficus.

* Como ya hemos dicho, Joyce hace un uso frecuente de simbologías chistosas relacionadas con su vida privada. Es el momento que estabais esperando, cabrones, lo sé: el de la parte “Salsa Rosa” del relato. Tenéis que conocer todas las anécdotas sobre la vida del personaje. Desde sus relaciones con los jesuítas en el internado de Clongowes y los pormenores de sus relaciones familiares. Su hábitat social también es importante para saber porque se divorció del nacionalismo irlandés. Y, sobre todo, sus relaciones con Nora Barnacle, su mujer, una criada totalmente inculta. También os pueden ser útiles los chismes de sus amigos de barra, como Hemmingway. Hay que leerse todas las biografías habidas y por haber para entender muchos de los chistes herméticos que contiene la novela. Es una realidad. También son útiles obras basadas en su correspondencia particular (que de haberlas, haylas)

* Vino: Si decidís beberos unos vasillos de vino para entender mejor la novela os aconsejamos cierto fendant blanco de las riveras del Rhin que Joyce consideraba pipí de archiduquesa. Nunca se os ocurra beber vino tinto mientras leeis Ulises, pues Joyce lo consideraba un “bistec licuefacto”. Si sois fumadores, es una ocasión para dejarlo. Si no, todo el vino te sabe como el que bebe Asunción.

* Historia: no estaría de más que le echarais un vistazo a la situación política de Europa en la época de entreguerras y al estudio de los gorrones que pululaban por los hoteles de Zurich en esa época. Análisis exhaustivos sobre el consumo de langosta mientras el Imperio Austrohúngaro se hundía en la miseria también son necesarios.

* Previamente a embarcarse en esa odisea llamada Ulysses, hay que leer la obra anterior del autor. La novela contiene spoilers, puesto que uno de los personajes repite papel en sus novelas anteriores, Stephen el Héroe, Retrato del artista adolescente y Dublineses.
* Brevemente, y sin intención de desmoralizar. Con posterioridad a Ulises, Joyce escribió Finnegans Wake (1939), basada en un tabernero borracho que se ha quedado dormido sobre una mesa y se le va la olla. No ha podido ser traducida a ningún idioma por el momento. Y si ha sido traducida tendría que verse cómo.
Creo que con esto tendréis suficiente para empezar.
About these ads

33 Respuestas a “Entender el ‘Ulises’ de James Joyce

  1. fERXTU :

    Soy Almudena ( la de los Madriles ¿ recuerdas?). Leer toda esta parrafada me ha hecho sonreir y asentir en más de una ocasión. Fue un placer conocerte el sábado y espero seguir en contacto ¿ok , apañero?
    Un abrazo

  2. Pingback: Polidor, 150 años de tradición en Antigourmet - Recetas para desenmascarar gourmets

  3. semejante despropósito!!!!!…según esto la obra es un timo!! ….como el experimento donde se decidió vender mierda de artista enlatada. En resumen no es más q un universo personal, como cualquire otro, sin esfuerzo alguno para la transmisión de ideas, sensibilidades, etc…y encima hay q ser honoris causa, premio nobel y con el titulo de sir por la reina de inglaterra, pa leerse el librito, me parece un desacierto las recomendacione…., los lectores por sí mismos se darán cuenta de todo o de nada de lo que dices sin necesidad de estas elitistas valoraciones. Resulta absurdo, ya no conocer todos estos parámetros, sino, aun más, “recomendarlos”…..es como formar a alguien para contarle un chiste, la literatura es ensanche de espiritu, grandeza intelectual, cultivo de sensibilidades, y esto parece más una academia militar, q suplicio….al parecer, LA UNICA ODISEA AQUÍ ES SU PROPIA LECTURA, habría q preguntarle a Homero

  4. buen texto! me robó más de una sonrisa, y más que me hubiera sacado si no fuera porque tengo en el Ulises una de mis asignaturas pendientes!

  5. Me parece una descripción perfecta de lo que es el Ulises.

    He leído miles (literalmente) de libros en mi vida y no he podido con dos: Uno era “El Otoño del Patriarca”, porque no tiene ningún punto y aparte y, o te lo lees de un tirón o, cuando vuelves a retomarlo, no sabes en qué párrafo estabas, vas un poco para atrás a ver dónde empezar una secuencia lógica de lectura, no encuentras una referencia clara, otro poco, no hay ningún hito destacable, sigues para atrás… al final estás otra vez en la primera página. Vuelta a empezar y vuelta a perder el hilo si tienes que pararte. Al final, lo empecé como 10 veces y tiré la toalla.

    El otro, “Ulises”. En éste intenté la lectura menos veces, sólo cinco o seis, y en la más afortunada logré estar despierto hasta casi el final de la segunda página. Supongo que es porque no sé latín, no he leído a los clásicos en griego, me importa una mierda la geografía de Dublín y la vida privada de Joyce me resulta tan relevante como la de Belén Esteban.

  6. Hola. Escribí esto ya hace tres años no con la intención de burlarme de Joyce sino con la de burlarme de mi mismo por no entenderlo en su totalidad. La obra que tengo es muy antigua y venía muy bien documentada con un amplio preámbulo del profesor JM Valverde, uno de sus primeros traductores, donde explicaba algunas de las claves del libro. Creo que se usa un tono humorístico que sería muy del agrado del propio autor, quien creo que era chistoso hasta el delirio. A pesar de que parece una burla no lo es. Todos los apartados que se apuntan son absolutamente necesarios para entender Ulises, incluso su vida personal y su correspondencia.

    saludos!

  7. HOLA NO SABES COMO ME HAS HECHO REIR, ACABAN DE REGALARME EL TAN MENCIONADO ULISES Y NO SE PORQUE SE ME OCURRIO BUSCAR ALGO ANTES DE LEERLO, PUES BIEN ME TOPO CON TU TEXTO Y LO HE DISFRUTADO ENORMEMENTE, QUE MANERA TAN OCURRENTE DE DESCRIBIRLO, Y SABES? ME HAN DADO UNAS GANAS LOCAS DE EMPEZAR A LEERLO
    P.D. VERDADERAMENTE ME ENCANTO TU TEXTO.

    SALUDOS

    MAURA EDITH

  8. Me alegra saber que no estoy solo en esto de intentar descifrar lo que ocurre en el Ulysses.Es impresionante la mezcla de estilos que introdujo el jodio del Joyce en esta obra. Reconozco que me cuesta bastane seguir el hilo de lo que sucede en ella, pero admito que,de alguna manera, me ha enganchado. Es, para mi, una manera de escribir diferente (incluso incoherente a veces),con esos puntos de humor sobrevenidos que aparecen de golpe para dejarte cara de flipe.
    Es ,sin duda,el antónimo de la narrativa convencional.
    Mis felicitaciones mas sinceras al Sr.Joyce!

  9. jaja deo admitir que primero me enoje bastante con lo que proponias como requisitos basicos para leer, pero cuando me di cuenta de que era una gran ironia me robaste un saonrisa jaja.
    Realmente es recomendable si por ejemplo no llegue a leer ningun libro homerico?

    un saludo

  10. Excelente introducción al Ulises, Fertxu, porque en la misma ironía divertidísima señalas referencias muy interesantes y útiles para entender un poco el Ulises. A condición, claro está, de que utilices sólo unas pocas, para no empacharte, y de que se capte tu guiño. “Unoqueva” debe ir a otra parte a buscar referencias para este autor.
    Saludos
    Santos

  11. Parece que no he sido la unica que necesite ayuda con ULISES.Lo he comenzado cinco veces y nada ,por fin decido pedir ayuda a la web y me encuentro con un sujeto lleno de humor que no me ayuda para nada ,pero me deja pensando cuantos nos compramos aquello de “la literatura moderna es un antes y un despues delULISES.”Amo Irlanda, sus tradiciones y su pueblo pero ,con todo respeto,a Joyce lo dejo para otro momento donde tenga mas abierto el cerebro .Eres brillante con el humor ¿eres escritor ? si no ,planteate serlo .

  12. No masquen. Yo que creí que meterse en la duras batallas napoleónicas contra el ejército ruso en los fríos bosques siberianos de “Guerra y paz” eran un reto como lector. O tal vez las casi 30 páginas que Proust ocupa para describir un simple recuerdo. Los sinsentidos cuentos de Cortázar. La ironía de un Cioran. Las duras pruebas lingüísticas que pone Heidegge en “Ser y tiempo”. O el extraño español de Cervantes del siglo XVI, sobre todo en el capítulo 37 del Quijote. Esto sin contar el nada fácil “Decameron”, la épica “Eneida” o el romántico “Fausto”. Y para no continuar más, creí que haber leído el capítulo “La universalidad de la buena conciencia” de la “Fenomenología del espíritu” era la cumbre de la complejidad escrita. Pues no señores, Ulises es difícilismo, y creánme que cualquier otro término que se pudiera acotar queda muy corto. Cuando decían que los tres grandes del siglo XX son Kafka, Proust y Joyce, ahora entiendo porque Joyce es el menos popular, no por ello menos genial. A mi me tomo casi 10 meses llegar a la mitad, y no lo he vuelto a tomar, y de ser sinceros, no es precisamente algo que desee hacer en poco tiempo.

  13. No se griego, no se latin, no se ruso, amo las tragedias griegas, a Shakespeare, a Cervantes, a Tolstoi, a Dostoievsky,, a Cortazar, a Garcia Marquez,, etc, etc,pero, o gracias a todos esos escritores que precedieron mi lectura de Joyce, mi libro permanente, que releo una y otra vez, que abro en cualquier sitio, vuelvo atras, salteo hojas, y vuelvo a leerlo fascinada como la primera vez, es Ulises. Esta ahi, en mi mesa de noche, cuando ya no queda nada de afuera, ahi esta, para redescubrirlo y compartir su genialidad o disfrutarlo en soledad.recomiendo no caer en una lectura rapida, por el contrario leer y visualizar el relato, meterse en la piel y pensamientos de Bloom. Tiene la capacidad de hacernos “ver” lo que sucede, si uno se “mete” en el libro es como una vivencia en tiempo real. Eso si, no recomendable para depresivos. Ja.

  14. Camilo Méndez Walker

    NO HE LEÍDO MILES, PERO SI MUCHOS LIBROS EN MI YA PROLONGADA VIDA, Y DESPUÉS DE OIR MENCIONAR Y ELOGIAR TANTO AL “ULISES”, ME ANIMÉ A ADQUIRIR UN EJEMPLAR Y LEERLO. RESULTADO: QUE DEPLORO HABER GASTADO DINERO Y TIEMPO EN TRATAR DE ENTENDER ALGO TAN CAPRICHOSO E INCOHERENTE COMO ESTE “RELATO”. DOY LAS GRACIAS AL AUTOR DE LA ERUDITA Y HUMORÍSTICA NOTA INICIAL, QUE ME AYUDÓ A RECUPERAR EL EQUILIBRIO QUE LLEGUÉ A CREER QUE HABÍA PERDIDO CUANDO NO PUDE ENTENDER LAS SEIS PAGINAS QUE RELEÍ, SUBRAYÉ Y ACOTÉ, EN MI FRUSTRADO INTENTO DE ENCONTRAR UNA “CABEZA DE PLAYA” IDÓNEA PARA INVADIR LA OBRA MAESTRA DEL SEÑOR JOYCE. YO CREO QUE LOS LIBROS SON COMO CUALQUIER OTRO MEDIO DE APROVECHAMIENTO DE NUESTRO TIEMPO LIBRE (CINE, DEPORTES, MUSICA, ETC) A VECES SALES COMPLACIDO Y OTRAS FURIOSO, COMO CUANDO TU ONCENA FAVORITA SALE GOLEADA Y DEBES GASTAR ALGO MÁS PARA DARTE UNA BUENA CENA Y UN PAR DE TRAGOS QUE TE RECONCILIEN CON LA VIDA.

  15. He leído muchos libros en mi vida es uno de esos gustos que en verdad me llenan de satisfacción ,Ulises apareció en una nota como una obra que debía leerse y me generó mucha curiosidad hasta que lo conseguí, terminarlo va a ser una odisea,pero es agradable

  16. Hoy los empiezo a leer

  17. felicitas sanchez mediero

    Gracias amigo, tu disparate me ha servido mucho.Inabarcable lo que propones, pero de algún modo forma parte de nuestra cultura en Occidente.
    a mi me has animado a seguir.Voy por el capítulo 3.Me da la impresión que es más lectura de hombres que mujeres por la importancia del sexo, de lo obsceno, Joyce era muy desinhibido.

  18. Me encantan las críticas hacia los monstruos sagrados, del arte o de lo que sea. Hasta ahora (no leo mucha ficción pero sí filosofía) me negué siempre a leer la obra desmesuradamente pretenciosa de un escritor pretencioso y si tenía alguna duda sobre mi posición, al leer tu nota graciosa y con fundamento la duda se ha evaporado.

  19. Siempre he creído que la especulación es el fenómeno de suponer, lo que a nuestro juicio, es lo mas cercano a la verdad verdadera. Creo que en un alto porcentaje sus recomendaciones tienen asidero, el resto forma parte de su estupenda cosecha humorística. “Ni tanto que queme al santo, ni mucho que no alumbre”: decía mi abuelita. De todas manera, lo tomo y no lo dejo.

  20. Buenos comentarios, veo que “Ulises” es una gran obra, Joyce un excelente escritor. Ma gustan los retos, los cambios…, para innovar hay que conocer, el autor de “Ulises” conocía. Seguid opinando, es interesante.

  21. Josè Luis Barberis

    Me diò ganas de leerlo, despuès les cuento.

  22. Si para entender una obra literaria hay que comenzar por hacer un curso (o leer interpretaciones como las de la Colección “Para principiantes” de la Editorial Era Naciente) se sugiere postergar al autor. Hay escritores modernos profundos y atrapantes más accesibles que Joyce. Como por ejemplo Dostoievsi, Tolstoi, Poe, Steinbeck, Camus, Kafka, Zweig, Hesse, Henry Miller, Buzatti, Vargas Llosa, Roa Bastos, Onetti, Borges, José María Arguedas, etccccccccc. y encima muy buena literatura policial, de ciencia ficción, fantástica. Lo más recomendable para bucear (y volar) es leer poesía (Neruda, Whitman, Vallejo, Leopoldo Marechal, Themis Speroni, los surrealistas, etccccccccc). Así opino porque en mis tres o cuatro intentos de leer el Ulises de Joyce, lo “maté” antes de la página 10 (previo prólogo que es casi una novela corta). Aprovecho para recomendar los cuentos de Flannery O´Connor, Salinger y del inigualable Chejov. Y desde ya Ulises de Homero o en su defecto ver la película protagonizada por Kirk Douglas, sobre este clásico inmortal.

  23. Leer las obras de Sócrates?, Qué obras? Me asombra la cultura literaria que demuestran algunos. El problema del “Ulises” es básicamente la extensión, pero vistos los tochos que circulan por ahí, las sagas interminables,.. no creo que éste sea un problema insalvable

  24. Mi humilde aportación para comprender esta obra.
    Ulises en Dublín. eBook gratis sobre James Joyce, Bloomsday, Dublín. http://tinyurl.com/ulisesDublin

  25. Por favor, no me destripen el final que voy por el capítulo 15, y se ha convertido en algo personal terminal el libro

  26. Comencé el Ulises hace tres días (pues lo combino con una descripción de la filosofía occidental de J Mª Valverde), voy por la página 75 y tengo el ánimo intacto, de momento, pero hay que reconocer que entraña cierta dificultad y, si cedes un poco, posiblemente dejes la obra. Con todo, me parece bastante estimulante, y atrapa en cierto modo y, si no pillo el latín a la primera, me trae sin cuidado a decir verdad, señores. La leí la primera vez entre octubre y diciembre de 2005 y terminé con un poso agradable (quizás por conseguir rematarla). Esta noche, en mi segundo turno en el peaje continuaré con ambos libros. ¿Por qué no, eh?
    ¡Sin miedo!

  27. Antonio M. Guerrero Rus

    Se puede leer la obra ésta sin necesidad de tener los conocimientos que dices. Sólo hace falta curiosidad, paciencia, dotes detectivescas, mucho, muchísimo tiempo libre, pocas preocupaciones, tener a mano Internet… y ser docto en patafísica y devoto del dadaísmo. Si no se tiene un carácter desenfadado e irreverente, ni el sentido del humor suficiente, será imposible leerlo con satisfacción, es decir, entenderlo. Una persona convencional y de carácter grave (que no se ría nunca), por mucho saber que lleve a sus espaldas, de este libro solo podrá especular en teorías académicas para darse postín.
    Es un libro muy alentador para el jubilado que no presuma de ser joven.

    Y ya no sé más. Quien lea esto que tenga en cuenta que todo lo que he dejado caer por ahí arriba no es la sentencia de un oráculo. Probablemente no sea como digo, pero a mí me dio resultado… o al menos así se me antoja.

    (Esto… Sócrates no dejó escrita obra alguna. Supongo que habrá sido un despiste involuntario.)

  28. A mí me lo recomendaron en el año 96, doce años después recalé en Irlanda, donde hice un tour no sólo por la República de Irlanda sino también por Irlanda del Norte, y cuando visité la ciudad de Ballina, me dió la venada de entrar en una librería y ahí estaba él. El Ulises de Joyce en V.O., obviamente no pude resistir la tentación de comprarlo, amén del precio y de la encuadernación en pasta dura por el módico precio de 12€ con un prólogo de flipar y un sin fin de notas.. y, por supuesto, a Joyce hay que leerle sí o sí, en inglés.. cualquier otra lengua no hace apreciar con la misma nitidez todos los matices que imprime el autor en esta obra; huelga decir, que es uno de mis libros favoritos. Lo siento por aquellos que esperen encontrar a un escritor “sistemático”, porque no lo es; Joyce es un creador neto y nato, pero bueno.. no le puede gustar a todo el mundo…; yo cuado estudié Filosofía, también era un asistemático y antiacadémico, y así me fue en mis tiempos de facultad. Afortunadamente, y ya licenciado, al igual que a los electrodomésticos de esa famosa marca, Zanussi, el tiempo me acabó dando la razón; cosas veredes, amigo Sancho.

  29. Pues yo me decidí a leer “Ulises” porque también soy amante de la literatura y de tantas referencias al mismo, tenía que hacerlo (así como Anna Karennina, Madame Bobary y aledaños…). Me gusta la lectura, y me gusta la escritura, y como todo es un arte. Y estoy de acuerdo y agradezco enormemente este “manual” porque quizá lo mágico precisamente de Ulises sea eso: que hay que estar muy metido. Es cierto, ni drogas ni paranoias… es una paranoia superbiendescrita en sí misma. Tenía mis dudas al comenzar a leerlo (para nada aburrido) más bien, delirante, en el sentido cierto de la palabra. Lo que viene siendo… no saber dónde estás. Pero sí, me gusta.
    No sé si tiene que ver algo en que estoy inmersa en una exploración “casi exahustiva” de la filosofía, sociología, psicología e historia del mundo mundial. Pero lo que sí es cierto es que tiene Mr. Joyce la capacidad de reflejar lo que nadie es capaz de hacer: lo que piensa, lo que buye en su imaginación (y es que parar los pensamientos es algo muy complicado). ¿Delirios etílicos????… Puede. Pero bien descritos.
    Un acierto el comentar este libro.
    Saludos desde Madrid.

  30. Joyce decia que no habia que tomarse muy en serio su “Ulises” quizás porque hay más de lo que se lee, y de hecho los de idioma que no sea el Ingles se (nos) perdemos mucho en la traducción, los mismo de habla inglesa se pierden, no hay recomendaciones que estén demás para leerlo, y no hay que ser muy lsito para notar un desprecio al genero humano solo hallable en Switf. en un gran libro

  31. Que bueno ser uno mas de la manada que ama a joyce sin entender demasiado, como para mi es cíclico lo leo x donde lo abro, lo degusto de a sorbos, más no puedo, gracias, desde Roma, Cristina vallé

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s