Archivo de la categoría: Historia de Irlanda

Cómo llegaron los ingleses (normandos) a Irlanda


Ocurrió el 1 de mayo de 1170, en Baginbun, en el extremo suroeste del condado de Wexford. Un pequeño grupo de normandos, que había zarpado desde Gales, desembarcó en ese lugar y construyó sobre un acantilado un gran baluarte defensivo que, aun cubierto actualmente por tojos y zarzas, sigue impresionando después de ocho siglos azotado por el viento y el clima irlandés. La fortificación acordonaba por completo el istmo del acantilado, permitiendo que los normandos pudieran emplearlo como cabeza de puente, es decir, como fortificación armada para proteger el lugar de entrada.

baginbun rampart

Estos invasores normandos no eran soldados del rey de Inglaterra, sino de uno de sus barones, el conde de Pembroke, conocido como Strongbow. Dermot Macmurrough, rey de Leinster, en guerra contra Roderick O’Connor, su Alto Rey tras haber sido depuesto de su trono, solicitó la ayuda del rey Enrique II de Inglaterra, quien concedió a sus caballeros la libertad para apoyarlo con sus hombres. Strongbow, obviamente, esperaba algo a cambio de su apoyo. Macmurrough, por su parte, deseaba la extraordinariamente superior tecnología militar normanda en forma de un equipamiento militar desconocido en Irlanda: caballeros con armadura y arqueros (en aquella época, los irlandeses solo empleaban hondas y piedras). Macmurrough prometió a Strongbow la mano de su hija Aoife, así como el reino de Leinster  tras su muerte.

Poco después de la llegada de su avanzadilla, llegó el propio Strongbow, con más caballeros y arqueros, para reclamar la recompensa por su ayuda y en menos de un año no solo había entregado Dublín a Macmurrough, sino que también se había casado con su hija y, a la muerte de Macmurrough, se convirtió en rey de Leinster, tal y como se había acordado.

siege oif waterford

Fue entonces cuando el rey de Inglaterra, Enrique II, intervino. Acudió no tanto a someter a los irlandeses sino a someter al propio Strongbow, que comenzaba a creerse superior a los demás señores feudales del rey. Y ese fue el inicio de la reivindicación de Londres para sentirse concernido sobre Irlanda.  La cuestión de someter finalmente también a los irlandeses se asumió casi de forma inconsciente.

Anuncios

La tragedia de Doolough


En Irlanda, el paisaje más maravilloso puede haber sido testigo de tragedias. Es algo que pude comprobar in situ en el parque de Derryveagh, sobre el que ya escribí en esta entrada.

Hoy, como casi siempre por casualidad, me he topado con otra historia tremenda, de las que te hacen estremecer.  Tuvo lugar en el condado de Mayo durante la Gran Hambruna.

LA TRAGEDIA DE DOOLOUGH

doolough lake

El nombre ‘Irlanda’


¿De dónde proviene el nombre Irlanda?

Pues viene del nombre Ériu, que en la mitología irlandesa era hija de Ernmas de los Tuatha Dé Danann. Su marido era Mac Gréine (hijo del sol). El nombre viene de aquí: Ériu + ‘land’.

Junto a sus hermanas, Banba y Fodla, era parte de una tríada importante de diosas. Cuando los milesios llegaron de Galicia cada una de las tres hermanas pidió que su nombre fuera dado al país. Les fue concedido a las tres (O_O  vaya jaleo), aunque Ériu (Éire) se convirtió en el más usado (Banba y Fodla todavía se utilizan a veces como nombres poéticos para Irlanda).

12 de mayo de 1916


Tal día como hoy, un 12 de mayo, de 1916. Esa mañana, con el pecho lleno de metralla y el tobillo destrozado por una bala, James Connolly fue sacado del hospital de Dublín en el que estaba bajo vigilancia y fue llevado a la cárcel de Kilmainham. Lo transportaron en camilla desde la ambulancia hasta el patio, se detuvieron para que se confesase con un sacerdote. Luego, como no podía mantenerse en pie, los soldados ingleses lo ataron a una silla y, sin juicio previo, lo fusilaron. Tal día como hoy moría un patriota irlandés, pero su muerte, como la de sus compañeros, no fue en vano. La mecha definitiva que conllevaría la ruptura de las cadenas inglesas en Irlanda había prendido, sin vuelta atrás.

“Kilkelly, Ireland” y las ‘Cartas de Kilkelly’


Es posible que esta sea una de las entradas más emotivas que he escrito últimamente. Gracias a una canción titulada ‘Kilkelly, Ireland’ he descubierto la historia que a continuación os voy a detallar.

En 1855, John Hunt tuvo que abandonar a su familia de Kilkelly (Co. Mayo) para emigrar a los Estados Unidos cuando solo contaba con 13 años. Se estableció en Maryland, encontró un trabajo, se casó y tuvo descendencia. Jamás regresó a Irlanda ni volvió a ver a su familia.

En la década de 1980, un compositor americano, Steven Jones, cuyos antepasados eran del mismo Kilkelly, encontró en el desván de la casa de su padre un manojo de 20 cartas, fechadas entre 1858 y 1893, dirigidas a John Hunt. Habían sido dictadas por su padre, Bryan Hunt, al maestro de la escuela de Kilkelly, Patrick McNamara, pues Bryan no sabía leer ni escribir.

En aquella época, esta era la única manera de comunicarse con quienes estaban lejos. Gracias a esas 20 cartas, podemos trazar la historia de esta familia, separada por un océano, y hacernos eco de la situación personal, familiar y social de aquellos tiempos.

Creo que merecerá la pena traducirlas  y también merece la pena disfrutar, dentro de lo posible, con la canción (subtitulada al castellano) que os dejo aquí. Con un mínimo de empatía, seguro que los sentimientos volcados en aquellas cartas y tornados canción harán que se os salte alguna lágrima… el padre que ve cómo pasa el tiempo y no vuelve a ver a su hijo.

Traducciones

Puedes descargar todas las cartas juntas aquí:

http://www.megafileupload.com/en/file/537526/Cartas-de-Kilkelly-zip.html

O verlas una por una:

Carta 1
Carta 2
Carta 3
Carta 4
Carta 5
Carta 6   
Carta 7 
Carta 8  
Carta 9  
Carta 10 
Carta 11   
Carta 12 
Carta 13 
Carta 14 
Carta 15 
Carta 16 
Carta 17  
Carta 18
Carta 19
Carta 20

Ó Súilleabháin y Thomson. La historia detrás de “Veinte años creciendo”


Como continuación a la entrada anterior, en la que entre otros asuntos, trato de uno de los escritores nativos de Blasket, Muiris Ó Súilleabháin, y su relación con uno de los eruditos que solían pasar allí algún verano a principios del siglo XX, George Thomson, he escrito otro pequeño trabajo en el que analizo la relación entre ellos dos, más allá de lo que aparece en el propio libro de Muiris.

Espero que os guste. Erin go bragh!

MUIRIS Ó SÚILLEABHÁIN Y GEORGE DERWENT THOMSON

Trabajo sobre las Blasket


Después de leer varios libros, indagar en internet, traducir documentos… por fin he terminado un breve trabajo sobre la historia, vida y literatura de estas pequeñas islas, un trozo de tierra desgajado de la costa suroeste de Irlanda.

Pese a la humildad y modestia de mi aproximación, estoy muy orgulloso del resultado. Poco se ha escrito en castellano sobre este lugar que encierra, tras su estado de ruina FISICA actual, un tesoro que no podemos olvidar de ninguna manera.

Una pequeña contribución, modesta, por mi parte. Ojalá personas mejor preparadas que yo algún día se pongan manos a la obra y reflejen en nuestra lengua tantas y tantas cosas que siguen semiescondidas…

Aproximación a las islas Blasket