Lugares de interés del condado de Sligo (parte 3 de 4)


Afrontamos sin mayor dilación la tercera entrega del recorrido por el condado de Sligo.

Podéis acceder al mapa con los nombres de cada lugar en este enlace

ABADIA DE SLIGO

(Abbey Street, Sligo – N 54º 16.244, W 8º 28.242)

La llamada Abadía de Sligo (aunque en realidad su nombre es Monasterio Dominico de Sligo) es uno de los monumentos a cargo del Dúchas (Patrimonio de Irlanda). Al igual que en Carrowmore, la entrada cuesta 3€ y también te ofrecen un folleto en castellano (aunque en este caso no me pidieron ningún depósito, me verían cara de buena gente).

20130926_105129

Fue fundada entre 1252 y 1253 por Maurice Fitzgerald, Segundo Barón de Offaly. El monasterio consiguió sobrevivir a los agitados tiempos de los siglos XIII y XIV, no como el antiguo castillo de Sligo, destruido 4 veces entre 1245 y 1295.  Sin embargo, el monasterio, como toda la ciudad de Sligo, fue arrasado por un incendio fortuito en 1414. Reconstruido al poco tiempo por Fray Bryan McDonagh, se convirtió en el emplazamiento de las tumbas de un gran número de las familias más importantes del norte de Connacht. Este hecho sirvió a los O’Connor de Sligo para solicitar, en 1568, a la reina Isabel I de Inglaterra que concediese la dispensa de disolución al monasterio, petición que fue concedida a condición de que los frailes se convirtieran en clérigos seculares (que no deben hacer votos de pobreza, castidad y obediencia).

20130926_111141

En 1641, la ciudad de Sligo, y su monasterio, fue saqueada por las tropas parlamentarias (enfrentadas en guerra civil con las tropas del Rey Carlos I de Inglaterra) al mando de Sir Fredrick Hamilton. Todos los frailes fueron ejecutados pero a lo largo de ese mismo siglo llegaron nuevos frailes para hacerse cargo del monasterio, siendo expulsados en 1698 cuando se concedió la propiedad a Sir William Taaffe.

Durante el siglo XVIII, también la abadía de Sligo sirvió como cantera a los habitantes de la zona., a pesar de que, de nuevo, había frailes residiendo en ella. Este uso de sus materiales se detuvo por orden de Fray Laurence Connellan, quien decidió que la comunidad de religiosos debía trasladarse a algún otro lugar, quedando definitivamente abandonada.

abb

A mediados del siglo XIX comenzaron las primeras labores de restauración, seguidas por nuevas obras en 1883. En 1893, parte de los edificios que conformaban el monasterio pasaron a manos de la Comisión de Obras Públicas. En 1913, la totalidad del monasterio dependía de dicha Comisión.

Visitar la Abadía de Sligo con cierto detenimiento puede llevar aproximadamente una hora, recorriendo todo lo que queda de ella, que no es poco.

slabb

CEMENTERIO DE LA HAMBRUNA DE SLIGO

(Clarion Road, Sligo – N 54º 16.885, W 8º 28.097)

En la parte norte de la ciudad de Sligo, junto al Hospital St. John, existe un pequeño cementerio de la época de la Gran Hambruna (1845-1847).  Se puede aparcar sin problemas en las coordenadas mencionadas y, aunque existe una puerta de acceso directa, esta se encuentra cerrada con un candado desde hace algún tiempo y no parece que se vaya a resolver esta situación pese a la lucha que mantienen algunos habitantes de Sligo con su ayuntamiento por este hecho. Las autoridades aducen que la verja de esa puerta de entrada ha sido dañada en alguna ocasión (aunque no sé qué soluciona un candado).

Para acceder hay que ir hacia la derecha, entrar en el hospital St. John y dirigirse hacia la izquierda para entrar por la puerta trasera del cementerio, donde se encuentran ubicados los contenedores de basura del hospital, otro hecho muy criticado y que se lleva un año intentando solucionar, pidiendo a las autoridades locales que modifiquen el emplazamiento de los mismos, pero parece que eso conlleva demasiados trámites, sorprendentemente.

A la entrada del cementerio (tanto por la puerta delantera candada, como por la trasera), encontramos una placa que dice:

CEMENTERIO DE LA GRAN HAMBRUNA.

Estás entrando en un cementerio de la hambruna abandonado hace tiempo. Aquí, en el terreno que ocupaba la Casa Taller de Sligo en 1841, yacen enterrados los huesos desolados de innumerables miles de almas sin nombre – “Vi a mujeres y niños pequeños,  multitud de ellos a los que se veía diseminados por los campos de nabos, como una manada de cuervos famélicos, devorando nabos crudos, las madres semidesnudas, tiritando bajo la nieve y la lluvia gélida, profiriendo exclamaciones desesperadas mientras sus hijos gritaban de hambre… La casa taller está completa y la policía se aposta a sus puertas para expulsar a quien se acerca…” Capitán Wynne, Inspector del Distrito, Nochebuena de 1841.
Desnutridos, sucios, sin nadie que llorase por ellos,
aquí yacen los restos.
A nosotros, los supervivientes, el aterrorizado rito del enterramiento,
en nuestras manos sus huesos pisoteados, vigilia perpetua.

Financiado por el Comité en Recuerdo de la Hambruna del Condado de Sligo.

cem1

Una vez dentro, vemos que no se aprecian tumbas, ni lápidas. Efectivamente, fueron quitadas o recolocadas, aunque los cuerpos permanecen aún bajo el césped. En el camino de la derecha podemos ver aún una lápida a ras de suelo, la única que se conserva en su lugar. En la parte opuesta, una reconstrucción con piedras de la época de otra tumba, y en la parte frontal, una escultura de bronce que simboliza la dignidad humana y conmemora a los desconocidos que yacen en el lugar.

20130926_102542 20130926_102641

Al fondo a la izquierda, una señal nos señala el camino al Cementerio Infantil, donde se enterraron a los niños fallecidos por hambre o enfermedades en aquella época.

cartel

Tampoco hay ninguna tumba como tal, aunque los cuerpos permanecen bajo tierra.

20130926_102410

La noche anterior a mi visita, busqué algo de información en internet y llegué a un blog administrado por una mujer inglesa residente en Sligo desde hace 21 años llamada Val. Mandé un mensaje para informarme de cómo entrar al leer que la entrada principal se encontraba cerrada y recibí su respuesta.

Cuando llegué por la mañana al aparcamiento, allí se encontraba ella, esperándome sin ni siquiera saber si iba a ir finalmente o a qué hora llegaría. Es de agradecer tanto este detalle como la lucha que mantiene para solucionar la situación del cementerio y para honrar la memoria de tantos habitantes de la ciudad que fallecieron durante el genocidio de mediados del siglo XIX.

DRUMCLIFF

(Salir de Sligo por la N15 – N 54º 19.567, W 8º 29.696)

El pueblo de Drumcliff es conocido sobre todo por ser el lugar donde se encuentra enterrado el Premio Nobel de Literatura irlandés William Butler Yeats. Los que fueran los terrenos del monasterio de Drumcliff, fundado en el siglo VI por San Columba, están ahora atravesados por la carretera N15, que separa los restos de la torre circular de la iglesia en cuyo cementerio, a los pies del monte Ben Bulben, descansa el literato irlandés.

La torre, situada al oeste de la N15, se remonta al siglo X o XI. Hay constancia de que un rayo impactó en ella en 1396 y que, una vez más, se utilizó gran parte de sus piedras para construir un puente cercano durante los siglos XVIII o XIX.

torre

Al otro lado de la carretera, junto al aparcamiento, se levantan 3 altas cruces en los que fueran terrenos de una abadía.

SAM_0260

Junto a la iglesia protestante de San Columba se encuentra la tumba de Yeats (exactamente, si miramos de frente la iglesia, es la tumba que queda a la altura de la entrada por su flanco izquierdo). Yeats, nacido en Dublín, pasó gran parte de su juventud en Sligo y muchas son las referencias toponímicas de la región en su obra. Falleció en París durante la Segunda Guerra Mundial pero, tal y como era su deseo, sus restos fueron exhumados y trasladados a algún lugar bajo la sombra del Ben Bulben. Su abuelo había sido párroco de la iglesia de Drumcliff entre 1811 y 1846. Uno de sus últimos poemas, titulado ‘Bajo el Ben Bulben’,  finaliza así:

Bajo la cima desnuda del Ben Bulben,
en el cementerio de Drumcliff, yace Yeats,
un antepasado suyo fue allí párroco
muchos años ha; cerca se alza una iglesia,
y una antigua cruz junto al camino.
Ni mármol ni una frase ya manida;
sobre piedra calcárea del lugar,
como él mandó está grabada esta frase:
Mira fríamentela vida, la muerte.
¡Prosigue, jinete!

20130926_181746

El epitafio que aparece en su tumba son esos últimos versos.

TUMBA DE CORREDOR DE DEERPARK

(Carretera R278, 10 km al este de Sligo – N 54º 16.926, W 8º 22.544)

La tumba de corredor de Deerpark, también llamada Magheraghanrush, se encuentra sobre una cresta rodeada de árboles. Mide 30 metros y vista desde el aire parece el trazado de una silueta humana muy básica. Las tumbas de corredor eran más que tumbas y solían servir como templos donde celebrar rituales.

SAM_0104

Desde el aparcamiento, hay que entrar en el parque y justo tras el cartel informativo, donde el sendero se divide en dos, seguir hacia la derecha. Luego solo hay que seguir los pequeños postes que indican HISTORIC TRAIL. En 15 minutos aproximadamente se llega hasta Magheraghanrush. Para volver se puede optar por regresar por el mismo camino o proseguir por el sendero, lo que lleva otros 20 minutos, hasta cerrar el círculo.

ISLA DE INNISFREE

(Lago Gill – N 54º 14.647, W 8º 21.218)

La isla de Innisfree no sería más que otra isla de un lago, como las muchas que hay en este condado, si no fuera porque Yeats le dedicó un poema.

Me levantaré y me pondré en marcha, y a Innisfree iré,
y una choza haré allí, de arcilla y espinos:
nueve surcos de habas tendré allí, un panal para la miel,
y viviré solo en el arrullo de los zumbidos.

Y tendré algo de paz allí, porque la paz viene goteando con calma,
goteando desde los velos de la mañana hasta allí donde canta el grillo;
allí la medianoche es una luz tenue, y el mediodía un brillo escarlata
y el atardecer pleno de alas de pardillo.

Me levantaré y me pondré en marcha, noche y día,
oigo el agua del lago chapotear levemente contra la orilla;
mientras permanezco quieto en la carretera o en el asfalto gris
la oigo en lo más profundo del corazón.

SAM_0323

Situada junto a la orilla sur del Lago Gill, se aparca en las coordenadas facilitadas y se sigue el sendero durante un par de minutos hasta llegar a la pequeña plataforma que sirve como muelle a las embarcaciones que transportan al turista hasta la isla.

CASCADA DE GLENCAR

(Salir de Sligo por la N16 y seguir las señales – N 54º 20.297, W 8º 22.146)

Aunque la cascada de Glencar está emplazada en el condado de Leitrim, se encuentra a poca distancia de la frontera con Sligo y también es conocida porque Yeats hace referencia a ella en su poema “El niño robado”:

[…]Donde el agua errante cae
Desde los cerros a Glen-Car,
En lagunas entre los rápidos
Que casi podrían bañar una estrella,
Buscamos las truchas que dormitan
Y susurrando en sus oídos
Les damos sueños inquietos;
Inclinándonos con suavidad desde
Los helechos que lloran
Sobre los jóvenes arroyos.
¡Márchate, oh niño humano!
A las aguas y lo silvestre
con un hada, de la mano,
pues hay en el mundo más llanto del que puedes entender.[…]

Tras aparcar el coche, un paseo de 5 minutos entre árboles nos lleva hasta este delicioso lugar donde el agua se precipita desde una altura de 15 metros y se encamina hacia el cercano Lago Glencar.

SAM_0232

Una respuesta a “Lugares de interés del condado de Sligo (parte 3 de 4)

  1. Lovely photos. I’ll let you know if anything changes with the famine graveyard.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s