12 de mayo de 1916


Tal día como hoy, un 12 de mayo, de 1916. Esa mañana, con el pecho lleno de metralla y el tobillo destrozado por una bala, James Connolly fue sacado del hospital de Dublín en el que estaba bajo vigilancia y fue llevado a la cárcel de Kilmainham. Lo transportaron en camilla desde la ambulancia hasta el patio, se detuvieron para que se confesase con un sacerdote. Luego, como no podía mantenerse en pie, los soldados ingleses lo ataron a una silla y, sin juicio previo, lo fusilaron. Tal día como hoy moría un patriota irlandés, pero su muerte, como la de sus compañeros, no fue en vano. La mecha definitiva que conllevaría la ruptura de las cadenas inglesas en Irlanda había prendido, sin vuelta atrás.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s