IRLANDA CONQUISTA CARDIFF…


Y SE LO LLEVA TODO TODO

Venga, que se pongan los pelos de punta y asome una (o más) lagrimilla:

HIMNOS

MEJORES JUGADAS

 ENTREGA DE TROFEOS

En un impresionante final de partido, con intercambio de sendos drops en los últimos cinco minutos y con un golpe de castigo con el tiempo cumplido que se quedó delante de palos…. Irlanda ha ganado a País de Gales por 15-17, con lo que conquista el Torneo VI Naciones, 24 años después del anterior, se lleva la Triple Corona, cuarta de los últimos seis años, y, por encima de todo, celebra el segundo Grand Slam de su historia… 61 años después del anterior.

Y es que el VI Naciones 2009 no sólo será recordado por ser el torneo que hace justicia con una gran generación de jugadores, quizás la generación de oro del rugby ‘verde’, que no merecía irse del panorama internacional sin un éxito como el actual, sino que también tardará en olvidarse por un trepidante y emocionante final que estuvo a punto de dejar a Irlanda con la miel en los labios. Es decir, con el triunfo del VI Naciones, pero sin el Grand Slam ni la Triple Corona, lo que hubiera dejado el título en un segundo plano.

Fue un visto y no visto. Tras el drop de Stephen Jones que ponía a Gales con ventaja de un punto a falta de cinco minutos llegó el ataque irlandes y la respuesta de Ronan O’Gara, con otro ‘bote pronto’ que establecía el definitivo 15-17 con sólo tres minutos por delante. Y en ese tiempo, los ‘dragones de Cardiff’ todavía forzaron un golpe en el centro del campo que pudo darles el triunfo en el partido y, como mal menor, la Triple Corona y el segundo puesto en el torneo, porque al final el pasado campeón ha acabado cuarto. Pero el golpe del veterano apertura galés, a 48 metros de palos, se quedó justo delante de los mismos, a falta de un par de metros que hubiesen cambiado la historia de la nueva Irlanda de Declan Kidney.

Antes de ese emocionante final, la primera parte se había cubierto con más pena que gloria. Unos cuantos ‘rifi rafes’, el primero a los 50 segundos de partido, muestra de la tensión que había en el terreno y en las gradas, pues Cardiff soñaba con revalidar el título o al menos con dejar a los irlandeses sin el Grand Slam (el propio seleccionador Warren Gatland había calentado el encuentro recordando el ‘especial odio’ que sienten sus pupilos hacia los jugadores irlandeses). … el golpe fallado por O’Gara tras la zancadilla intencionada recibida por parte del capitán galés y que mereció el ‘sin bin’… la lesión del zaguero local Byrne… y dos golpes pasados por Stephen Jones, el segundo casi desde el centro del campo, casi desde el mismo sitio donde falló el que cerró el partido. Así, 6-0 al descanso y todo por decidir.

Y todo lo que no pasó en el primer tiempo ocurrió en el segundo. Irlanda salió a por todas, no quería volver a fallar a la hora de la verdad como tantas veces había hecho en los últimos años. Así, tras una larguísima jugada de su delantera, con muchas fases, percutiendo sobre una zaga galesa que defendió su línea de marca con uñas y dientes y casi bajo palos, llegó el primer ensayo del partido, al coger el oval el capitán O’Driscoll y posarlo sobre la misma línea de marca entre las piernas de sus compañeros y los propios galeses. Y es que el capitán, elegido mejor jugador del partido, nunca falla. De ahí el famoso ‘In BOD we trust’.

El impacto de verse por debajo en el marcador, pues O’Gara no falló la transformación, le costó a País de Gales otro ensayo en contra apenas dos minutos. Una gran ‘patada a seguir’ de D’Arcy por encima de la línea galesa fue bien recepcionado por el ala Bowe, que eludió el intento de placaje de Gavin Henson y se fue a posar el oval bajo palos. En un suspiro, Irlanda parecía dejar el partido visto para sentencia, pues O’Gara tampoco erró la conversión.

  

Sin embargo, si algo tiene Gales es orgullo. Cardiff no se puede rendir así como así y los ‘dragones de Cardiff’ se fueron a por la remontada. De este modo, Jones volvió a apretar el marcador al acertar con dos golpes de castigo concedidos por los irlandeses de forma innecesaria, quizás por los nervios de verse tan cerca del triunfo.

El 12-14, con casi media hora por delante, dejaba todo por decidir. Irlanda rondó de nuevo el ensayo tras dos nuevas ‘patadas a seguir’ de O’Gara y Bowe que neutralizó Henson con un gran placaje cuando el ala se iba hacia la zona de marca. Gales tuvo sus ocasiones de ponerse por delante, con un lejanísimo golpe de Henson que se quedó corto por muy poco, muy similar al del último minuto, y con una gran acción de Shane Williams, la única del partido del ‘eléctrico’ ala galés, que se escurrió y no acabó en ensayo por poco. Sin embargo, fue el preludio del drop de Jones, tras ganar Gales la ‘touche’ y escaparse el medio melé Mike Phillips de hasta cuatro rivales y provocar la acción del drop de Jones…. Pero ese final, ya se lo hemos contado. Así como que Irlanda entró en la historia cuatro días después de celebrar San Patricio, su patrón, más feliz que nunca. Y todo gracias a Ronan O’Gara, el máximo anotador en la historia del torneo.

Fuente: Marca.com

3 Respuestas a “IRLANDA CONQUISTA CARDIFF…

  1. Me alegro tanto!!Qué bien. A mi se me ha caido la conexión y no he podido verlo entero…
    Genial!!
    Por cierto,muy chulas tu fotos de San Patricio, yo tb me lo pasé de escandalo ^^
    Saludos!

  2. No me interesa demasiado el rugby, pero cuando se trata de Irlanda…. aunque sea un partido de canicas, jajajja

  3. Coincido con Trini, no sé mucho de Rugby, pero sé que esto ha desatado un festejo nacional, y un San Patricio reloaded, así que es una alegría lo de la verdeeeeeeeeeee!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s