Lonely Planet – Marzo 2009


Gracias al artículo de nuestro amigo Chesús conocí la existencia de la revista Lonely Planet, que dedica su número de marzo a nuestra querida Irlanda. Esta misma tarde he ido a Madrid en busca de algún establecimiento abierto en domingo donde poder comprarla y disfrutarla. Por 5,95€ ya está en mis manos. la he estado reservando, no sin mucho esfuerzo, para esta larga noche de trabajo. Es el momento de degustarla línea a línea. Y me gustaría compartir el artículo editorial que da inicio a este tesoro, por su sencillez, su verdad, su sentimiento. Aquí va:

 

 

En una revista sobre Irlanda teníamos que dedicar un artículo al cine. La gran pantalla nos ha ayudado a viajar por la isla atlántica aun sin poner los pies en ella. Conocemos sus paisajes (de piedra y hierba, brumosos, de reminiscencias celtas…), sus gentes (amistosas, alegres, fieles por igual al pub y a la iglesia rural) y su historia (hambrunas, exilios, invasiones, conflictos que lentamente van puliendo su densidad) gracias a numerosas películas… y no menos cantidad de novelas. Por eso, cuando viajamos por Irlanda, aunque sea la primera vez, lo hacemos como si regresáramos.

Estar ante imágenes tan conocidas cautiva al viajero, pero lo mejor de Irlanda es que, allí, uno se siente cómodo. En las ciudades, fácilmente abarcables, es donde topamos con el país joven, dinámico, de gente comunicadora y siempre dispuesta a compartir una pinta de cerveza con el recién llegado -Mulligan’s, O’Flaherty, Oliver St. John Gogerty… Sólo los nombres de estos pubs ya evocan un momento placentero-. En el mundo rural, es la sensación de estar viajando al pueblo de nuestros abuelos la que nos envuelve. Aquí, los muros de piedra nos conducen por caminos donde ovejas, mulos y tractores marcan la velocidad de nuestro vehículo hasta llegar al mismísimo fin del mundo, al borde de acantilados impresionantes. Es éste un mundo de tierra avara con sus hijos pero cargada de magnetismo. No en vano, la roca gris de Irlanda se ha ido empapando a lo largo de los siglos de las almas de los constructores de megalitos, de la cultura celta y de un cristianismo primitivo que ha dibujado un escenario digno de los mejores relatos fantásticos. Quizá por eso Irlanda ha dado al mundo tantos literatos universalmente conocidos. Y es que no hay duda de que el paisaje irlandés cala en el alma. Un recorrido por el país nos va a agasajar con regalos tan magníficos como las panorámicas espectaculares del oeste y el norte de la isla, o con yacimientos prehistóricos, castillos y abadías que, aún hoy, transmiten la magia de los druidas celtas. Sin olvidar otra de las grandes aportaciones que Irlanda ha dado al mundo: sus exquisitos whiskeys y cervezas. Un poco de todos estos ingredientes es lo que intentamos reflejar en este número.

Durante mucho tiempo, Irlanda fue país de emigrantes. Las penínsulas del condado de Kerry, cual mano extendida hacia América, parecen reflejar ese deseo de huida. Hoy, tierra de acogida, somos nosotros los que acudimos a buscar sobre la roca forjada por el Atlántico unos lugares que leímos en los libros y vimos en el cine antes de hacerlos realidad. Irlanda es una alquimia perfecta entre el paisaje natural y el factor humano, una isla con alma. Vamos a disfrutarla.

Una respuesta a “Lonely Planet – Marzo 2009

  1. Hi, good post. I have been wondering about this topic,so thanks for sharing. I’ll likely be subscribing to your site. Keep up the good work

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s