Irlanda debate si dar el voto a los extranjeros


Este artículo ha aparecido hoy en el diario Público.

 

Irlanda ha perdido su tradicional textura uniforme. Junto a la población autóctona, con su piel blanca como la porcelana, se ve con mayor frecuencia caras curtidas por el sol, mujeres con velo, niños negros. La llegada de extranjeros se limitaba, hasta hace pocos años, al verano cuando manadas de escolares europeos se apuntan a clases de inglés y conviven con familias irlandesas en ciudades y pueblos de la república.

Pero el ‘Tigre Celta’, con su imparable despegue económico, no daba abasto con sus recursos laborales y se abrió al exterior. Retornaron primero sus hijos de la diáspora, seguidos de inmigrantes europeos, chinos, asiáticos, africanos. Hoy día, con una población de 4,5 millones de habitantes, el 12% lo conforman gentes de origen no irlandés. Entre ellos, predominan jóvenes de los últimos socios de la Unión Europea, de Polonia, los Estados bálticos y Rumania. Y, si cuaja la propuesta de un miembro del gobierno, estos europeos residentes en Irlanda tendrán derecho a voto en las elecciones al parlamento de Dublín.

Conor Lenihan inauguró, a mediados del año pasado, un nuevo cargo gubernamental con responsabilidad en Integración (social). Su tarea consiste en liderar la nueva Irlanda- una república abierta a la migración legal- por la senda de la concordia, previniendo los abusos raciales y fomentando la integración de los extranjeros.

Modelo intermedio entre Estados Unidos y Reino Unido 

El secretario de Estado apuesta por un modelo intermedio entre la sociedad multicultural británica y la asimilación imperante en Estados Unidos. Recela del camino seguido por sus vecinos del Mar de Irlanda en tanto que puede conducir a la formación de guetos raciales, como ha denunciado Trevor Phillips, comisario británico de la agencia supervisora en cuestiones de igualdad social.

La integración, según Lenihan, pasa por dar el voto a los europeos que fijen su morada en Irlanda. Sin perder su nacionalidad natal, deberían poder participar en las elecciones al Parlamento irlandés, además de los comicios locales y el parlamento de Estrasburgo. Esta extraordinaria iniciativa, que ayer el diario The Guardian adelantó como una propuesta gubernamental, es “una opinión personal, un punto de partida para abrir el debate sobre el futuro de los inmigrantes”, según aclaró después su portavoz.

“No es una idea elaborada, sino un punto de discusión y debate. El ministro cree que conceder el derecho de votos a los residentes en Irlanda de países de la UE contribuirá a su integración social”, explico la portavoz a este diario. En sus declaraciones a The Guardian, Lenihan defiende que es “el momento adecuado para extender el voto al Dail (parlamento de Dublín) a los nacionales no irlandeses de la UE que viven en el Estado irlandés”.

“Votar es una de las pruebas de ciudadanía. No hay nada más poderoso para integrar a la gente que permitiéndole tomar una decisión política con su voto. Al no dejarles votar, se retrasa su decisión de integrarse y convertirse en plenos ciudadanos irlandeses”, añade.

Una respuesta a “Irlanda debate si dar el voto a los extranjeros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s