Efectos colaterales


De vez en cuando, me gusta leer las cartas al director de algunos de los diarios irlandeses digitales. Son otro reflejo de las inquietudes de los irlandeses, inquietudes que a veces no aparecen en las noticias o que se tratan desde distintos puntos de vista. Hoy me he topado con una, escrita por un chico de 23 años, que creo debe aparecer en este blog, comparta o no, compartamos o no, algunas de sus opiniones. Desconozco el nombre del chico, sólo conozco su edad y el diario donde se ha publicado (www.independent.ie)

« El Tigre Celta nos ha proporcionado muchas cosas: éxito, dinero, un transporte público aceptable, supermercados de comida sana, la M50 o un gimnasio en cada ciudad. Aparentemente, todo son cosas positivas, pero también nos ha convertido en una sociedad excesivamente indulgente. Una sociedad en la que todos trabajamos mucho… y también bebemos mucho. Una sociedad en la que el matrimonio ya no es de por vida.

Y ahora,, de acuerdo a lo que yo veo cada día, somos una sociedad en la que la cocaína es la nueva moda, lo que ‘mola’, el nuevo Jagermeister (1) o tequila. Hace un par de años yo no conocía a nadie que tomase cocaína. Ahora, podría completar un folio con sus nombres. Y esto me entristece.

No quiero sermonear ni parecer mejor persona que vosotros. Sólo quiero poner en palabras lo que me entristece haber llegado a este punto. Qué trágico es que un tipo como Kevin Doyle (2), que se pasó toda su vida luchando contra el cáncer, no puedo ahora desandar sus pasos y deshacer el error. Si esto no es un mensaje de alerta a los irlandeses sobre el peligro de las drogas, entonces no sé qué puede ser.

Tengo 23 años y me gusta salir de fiesta, divertirme, beber y cometer algún que otro error de vez en cuando. No lo escondo. Disfruto de la vida y tengo amigos en quienes confiar. Sin embargo, veo a algunos de ellos diciéndose “lo que molaría probar la coca”.

La gente se olvida de su peligro porque cada día es más frecuente entre nosotros. Recuerdo a un profesor de ciencias que nos hablaba de los peligros de las drogas. Nos dibujó un esquema en el que mostraba que cuando la gente es feliz, se debe a que su cuerpo produce serotonina. Cuando ingieres éxtasis o cocaína, el cuerpo comienza a producir cantidades ingentes de esta sustancia, y de ahí la sensación de euforia.

Es como si utilizásmeos toda la leche para los cereales sin dejar nada para el té. Cuando el cuerpo intenta buscar la serotonina en el cerebro, ya no queda. De ahí la depresión. Así que a todos los que dicen “sólo la tomo en algunas celebraciones, no soy un adicto” yo les digo: “Lo siento, eres un adicto”.

Así que haceos un favor, si no queréis acabar en la cama de un hospital como han acabado otros últimamente, y que han aparecido en las noticias, la próxima vez que uno de tus amigos te sugiera probar la coca, dale un puntapié de mi parte.»

(1) Licor de hierbas de 35º
(2) Joven de 21 años que falleció el martes tras consumir cocaína en una fiesta en Waterford, justo un mes después de haber superado un cáncer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s