Enya: Boadicea


En el primer trabajo de Enya, The Celts, nos encontramos con un tema instrumental titulado Boadicea. Boadicea, Boudicca, Buduica o Bonduca es el nombre de una reina celta que habitó en Britania y que encabezó la mayor revuelta en la isla contra el imperio romano en los años 60-61 dC.

http://www.goear.com/files/sst3/4f8d7bdcece99d479e7f8bf3c16600a0.mp3″

Britania era muy importante por sus druidas. Eran los mejor considerados del mundo celta y los druidas galos cruzaban el Canal de la Mancha para estudiar o visitar a sus congéneres, lo que hace suponer que el druidismo tal vez procediese de esa isla, donde tenían dos centros importantes, uno en Glastonbury y otro en la isla de Mona (actual Anglesey).

Nada se sabe sobre qué ocurrió en Glastonbury, que aún sigue siendo considerado como un lugar muy especial para los neodruidas, pero sí quedó constancia de lo que ocurrió en Mona. Es el año 61 dC. Suetonio Paulino ataca la isla, donde, además de los druidas, también han encontrado refugio todos cuantos escaparon de las guerras y las matanzas precedentes. Es considerada como tierra sagrada; tal vez eso les haga pensar que el enemigo la respetará.

Los romanos no escatiman medios a pesar de saber que no hay guerreros para defenderla. Aprovechando una celebración religiosa, se lleva a cabo el ataque definitivo. Casi todos los druidas son exterminados. Sus enormes conocimientos de nada sirven ante el asalto de los legionarios romanos. Sus cabezas cortadas son arrojadas al mar, “para impedir su reencarnación”. Con estas muertes no sólo se corta la cadena religiosa, sino también la educativa, la judicial, la médica, y en cierto modo la memoria del pueblo. Los bosques sagrados son talados o quemados. La moral britona cae por lo suelos al extenderse la noticia.

Ese mismo año ocurre otro suceso de gran importancia. Prasugatos, rey de los iceni, una pequeña tribu celta, es un aliado de los romanos. Y, como ocurre con otros aliados del imperio, ha sido forzado a declarar al emperador romano, en este caso Nerón, como heredero de sus tierras, conujuntamente con sus dos hijas. A cambio, la tribu icena se libra de ataques y destrucción. Pero al morir Prasugatos los romanos no respetan el tratado. Entran en el territorio iceno tomándolo todo como propiedad suya, ya que en Roma no se reconocían derechos hereditarios a las mujeres.

Ante el levantamiento que provoca Boudicca, la viuda del rey, que pretende que se mantenga el pacto firmado por su difunto esposo, los romanos reaccionan con toda la brutalidad de que son capaces: azotándola a ella y violando a sus hijas. Los jefes territoriales iceni fueron desprovistos de sus derechos y algunos fueron incluso esclavizados. Además, las tierras fueron asoladas y el ganado sacrificado.

Hay otra noticia más: en Camulodunum, los soldados romanos veteranos expulsan a los nativos de sus tierras, violan los espacios sagrados y erigen un templo a Júpiter.

Las tres noticias son infames y justamente logran que muchas tribus tomen sus armas.

Boudicca encabeza a los suyos subida en su carro de guerra, llevando tras ella a los vecinos trinobantes y a otras tribus o restos de ellas. Lleva el estandarte con el símbolo sagrado de Andrasta, diosa de la victoria: una liebre con la luna llena. ataca y arrasa las principales ciudades romanas en territorio británico: Londinium, Verulamium y Camulodunum, derrotando a la Legión Hispana, masacrando a sus habitantes y sacrificando a la diosa Andrasta los supervivientes. No hay piedad. No hay prisioneros. Todo el odio retenido se descarga contra el invasor y sus colaboradores.

Recobrado de la sorpresa, Suetonio reúne dos legiones (unos 10.000 hombres), entre cuyas tropas no faltan britones, galos o celtíberos completamente romanizados. Será la batalla final, combatida en terreno descubierto: un valle estrecho y muy pedregoso, lo que perjudicaba la acción de los carros de guerra britones. La lucha fue encarnizada pero, una vez más, la disciplina y el orden de las legiones romanas fueron decisivas frente a la fuerza bruta de los celtas, no importa que les ganasen en número. Mueren 80.000 britones.

Boudicca, viendo que su huida no era posible y que estaba a punto de ser capturada por los romanos, decidió poner fin a su vida. Bebe rápidamente el veneno. Con ella muere también la esperanza de mantener una forma de vida: esa unión de tribus celtas que la llamaron la Victoriosa y volcaron en ella toda su esperanza.

 

5 Respuestas a “Enya: Boadicea

  1. Muy bien contado.

    Se demuestra como siempre que los llamados a sí mismos civilizados, son siempre mucho más bárbaros.

    ¿Podrías decirme cuales son las fuentes?

    http://ateneodealgeciras.blogspot.com

  2. La principal fuente es wikipedia (http://en.wikipedia.org/wiki/Boudica) y las citadas al final del artículo así como http://www.gallica.co.uk/celts/boudica.htm
    También diversos libros de historia sobre el mundo celta que he ido leyendo estos años.

  3. Vale, muchas gracias… eso me ayuda a encontrar los autores romanos que lo cuentan.

  4. Se habla siempre del holocausto judío com como la mayor barbarie cometida contra la humanidad, pero casi nunca se oye hablar del holocausto causado en la antigüedad a las naciones celtas por un grupo de psicópatas romanos y sus huestes carroñeras con una sed insaciable de oro y sangre, contra humildes campesinos que lo único que querían era mantener su modo de vida ancestral , su cultura y su libertad. Ahí tenemos las proporciones del holocausto causado por Julio César sobre los habitantes de la antigua Galia que se calcula que en esa época tenía más de tres millones de habitantes, de los cuales fueron exterminados más de un millón, otro millón fueron esclavizados(de tal manera que en todas las tierras dominadas por Roma había esclavos galos)y el resto fueron esclavizados en su propia patria trabajando sus propias tierras que pasaron a ser propiedad de los “vencedores”. En la segunda década del siglo I, Octavio, sobrino del anterior salvaje citado, exterminó a prácticamente toda la población celta desde la desmbocadura del río Minus hasta el río Deba, dejando prácticamente vacía toda la antigua Gallaecia, las tierras de los Astures y de los Kántabros, que posteriormente fueron repobladas por pueblos del sur y del este de la península. Las décadas posteriores del siglo I siguió con la romanización exterminadora de los celtas insulares….Los únicos en librarse fueron los celtas de la isla de Erin (Irlanda) bastión celta que sufrió a lo largo de la hisoria moderna varios intentos de exterminio como la gran hambruna de hace 150 años que acabó con la vida de más de tres millones de inocentes, y que la metrópoli imperialista lejos de intentar paliar esa masacre se regocijó viendo como moría de inamición uno de los mayores quebraderos de cabeza del imperio civilizado….

  5. La vieja y constante historia del mundo….que se repite una y otra vez….judios….celtas….aborigenes americanos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s