Proclamación de Independencia de 1916


El 24 de abril de 1916, 4 minutos después del mediodía, Padraig Pearse, desde las escalinatas de la Oficina Central de Correos de O’Connell Street, leyó la Proclamación de la República Irlandesa.

Del Gobierno provisional de la República Irlandesa al pueblo irlandés:

Irlandeses e irlandesas:

En nombre de Dios y en el de las generaciones de muertos de las que ha heredado su vieja tradición nacional, Irlanda, a través de nosotros, convoca a sus hijos ante su bandera y clama por su libertad.

Habiendo organizado y entrenado a sus hombres en la organización revolucionaria secreta que es la Hermandad Republicana Irlandesa, en sus organizaciones militares abiertamente conocidas: los Voluntarios Irlandeses y el Ejército de los Ciudadanos Irlandeses, habiéndoles pacientemente entrenado en la disciplina, habiendo esperado al momento oportuno para alzarse, aprovechando la oportunidad en la cual, ayudada por sus hijos exiliados en América y sus valerosos aliados en Europa, pero contando sobre todo en su propia fuerza, golpea, segura de su victoria. 

Declaramos soberano e imperecedero el derecho del pueblo irlandés a la propiedad de Irlanda y al control de su destino, sin cadenas , a ser soberanos y legítimos. La larga usurpación de este derecho por un pueblo y un gobierno extranjero no lo ha abolido y jamás lo será únicamente mediante la destrucción del pueblo de irlanda. En cada generación, el pueblo irlandés ha revindicado su derecho a la libertad y a la soberanía nacional: seis veces en los últimos trescientos años, lo ha hecho mediante las armas. Basándonos en este principio fundamental y reafirmándolo mediante las armas de cara al mundo, proclamamos la República de Irlanda como estado independiente y soberano. Entregamos nuestras vidas y la de nuestros compañeros de armas por la causa de su libertad, su prosperidad y a su resplandor entre las naciones. 

La República de Irlanda está en su derecho de esperar, y así lo reclama, el apoyo de cada irlandés e irlandesa. La República garantiza las libertades civiles y religiosas, la igualdad de derechos y oportunidades para todos sus ciudadanos. Proclama su determinación a asegurar la felicidad y la prosperidad de toda la nación y de todas sus gentes, ama por igual a todos los hijos de la nación y olvida las divergencias que, cuidadosamente cultivadas por un gobierno extranjero, han dividido una minoría de la mayoría en el pasado.

Hasta que nuestras armas hayan aprovechado el momento oportuno para establecer un Gobierno Nacional permanente, representando al pueblo entero de Irlanda y elegido mediante el sufragio de todos los hombres y mujeres; el Gobierno provisional, aquí constituido, administrará los asuntos civiles y militares de la República con la confianza del pueblo.

Ponemos la causa de la República Irlandesa bajo la protección de Dios Todopoderoso, al cual imploramos su bendición sobre nuestras armas, y rezamos para que ningún servidor de esta causa la deshonre por cobardía, lesa humanidad o pillaje. En esta hora suprema, la nación irlandesa debe, por su valor y disciplina y por el espíritu de sacrificio de sus hijos, mostrarse digna de su augusto destino al que está llamada.

Firmado en nombre del Gobierno Provisional:

Thomas J. CLARKE Sean Mc DIARMADA Thomas MAC DONAGH P. H. PEARSE Eammonn CEANNT James CONNOLLY Joseph PLUNKETT

La reacción de aquellos que la escucharon fue de sorpresa. Y en pocas horas la rebelión, y la proclamación de independencia, fue sofocada. Fue otro intento de libertad, otro intento por liberarse de las cadenas. No fue el primero, ni sería el último. Pero puede asegurarse que el hecho de que todos los firmantes del manifiesto fuesen ejecutados supuso encender la mecha hacia el final de la opresión.

4 Respuestas a “Proclamación de Independencia de 1916

  1. Hola. Me encantan estas historias de pueblos que luchan por su Libertad.
    Ya sé algo de la Historia de Irlanda de los últimos tiempos y de sus héroes como James Connelly y patrick Pierse. Aunque, no sé si darle el título de héroe a Collins, porque sé que en la guerra civil irlandesa, él estuvo a favor del Tratado Anglo-Irlandés, que según personajes como De Valera, era lesivo a los intereses irlandeses. A ver, si me aclaras esta situación.
    Gracias por tu blog. Es muy interesante.
    Un abrazo desde New York

  2. mmmm…. nada que decir solo me asome a ver la historia porque tenia que hacer tareas y igual esta buena

  3. Una cosita: la declaración de independencia de 1916 habla de “Irish Republic”, cuya traducción más correcta al castellano sería República Irlandesa. Creo que el término “República de Irlanda” se utiliza para definir el estado actual, que en inglés sería “Repbulic of Ireland”. Supongo que será algo a tener en cuenta, más si ellos mismos lo distinguen; el llamado “Irish Republic” fue el para-estado efímero proclamado por los independentistas en 1916 pero que enseguida fue abatido por Gran Bretaña. De ahí surgió el Estado Libre Irlandés, con el famoso Tratado que duró hasta 1937 cuando Eamon de Valera, presidente del Estado Libre, redactó y promulgó la “Constitución de Irlanda” (que sigue vigente en la actualidad, aunque con algunas modificaciones). En esta constitución el estado tomó el nombre de Éire o Ireland (Irlanda) y aunque su forma de gobierno pasó a ser una República (al cortar los lazos con la corona británica) no se adoptó el nombre de República de Irlanda. En 1948, el gobierno de coalición Fine Gael-Laboristas declaró a Irlanda oficialmente república y la describió como “República de Irlanda”, aunque el nombre oficial siga siendo Éire/Irlanda.

    Para ser sólo una cosita, menuda chapa.

    Slán!

  4. Respondiendo a Gustavo, personalmente pienso que Michael Collins SÍ se merece el título de héroe irlandés. El hecho de que estuviera a favor del Tratado no significa que no fuera un héroe. El tratado fue un texto controvertido pero necesario para evitar una mayor guerra contra Gran Bretaña, en aquel entonces la mayor potencia mundial. Alargar la guerra hubiera significado casi la total destrucción de Irlanda, que no contaba con ningún tipo de apoyo militar para hacer frente a los británicos.

    Si la época en el que el Tratado estuvo en vigor fue lesiva para los intereses de Irlanda, lo fue más por la situación de posguerra y división socio-política que por el texto en sí. Si hoy Irlanda es lo que es, es gracias en gran parte al trabajo de héroes como Collins, que en un momento sumamente crítico de su historia supieron aparcar en cierta medida sus ánsias independentistas por el bien del pueblo y la nación irlandesas. Porque no es más héroe quien arriesga más, hasta el límite, si no el que consigue más. El tratado supuso la “libertad para aspirar a la libertad” y sirvió de base para que Irlanda se consolidara como estado independiente. Sin negar la aportación de otros, como de Valera, creo que los defensores del Tratado, entre ellos de manera destacada Micheal Collins, fueron los verdaderos artífices de la independecia de Irlanda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s