¿No me da usted las vueltas?


Algo que llama la atención a quien visita Dublín por primera vez es que, a la hora de pagar el billete del autobús urbano, o pagas el importe exacto o te quedas sin vueltas. Bueno, no es exactamente así: te entregan un papelito en el que se refleja la cantidad de más que has abonado. Con ese ‘documento’ puedes acudir a las oficinas centrales de Dublin Bus, en O’Connell Street, donde te reembolsan la cantidad.

Sin embargo, según noticia aparecida el día de hoy, cada año los usuarios dejan de reclamar 1,9 millones de euros, o lo que es lo mismo, esa cantidad se queda en las arcas de la compañía. Únicamente se reclama un 25% del dinero ‘extra’. Oficialmente, ese dinero se emplea para rebajar el precio de las tarjetas prepago, mejorar el servicio y controlar el aumento de los precios de los billetes.

Dublin Bus introdujo esta norma de no entregar vueltas en el año 2002, después de un incremento de los asaltos a los conductores de autobuses para robarles la recaudación. A la entrada se encuentra una máquina en la que se ‘arroja’ el dinero. La máquina lo cuenta y te al billete correspondiente, reflejando la diferencia en caso de existir. Los conductores no tienen acceso al dinero, evitándose así la tentación de asaltarlos.

Una de las quejas que recibe Dublin Bus es que sólo exista una única oficina donde reclamar el dinero ‘regalado’. La compañía aduce que la razón es únicamente económica: más oficinas implicarían mayor número de trabajadores. ¡Toma, claro!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s