Bloomsday (3): Las dificultades del Ulises


Supongo que todos los que amamos Irlanda más de una vez nos habremos propuesto leer el Ulises de Joyce. Tal vez lo hayas conseguido, tal vez sólo lo hayas comenzado o tal vez te sientas asustado por la cantidad ingente de dificultades que, dicen, pueblan la novela. A decir verdad, yo soy de estos últimos. Bueno, durante el tiempo que viví en Irlanda conseguí una copia del libro en inglés, pero… me superó. Intenté leerlo dos o tres veces, pero nunca pasé del capítulo 2. Con todo, realmente deseo leerlo y, para ello, no pienso armarme de paciencia ni intentar encontrar similitudes de forma o contenido con cualquier otra novela. Simplemente, me sentaré, encenderé el reproductor de CD, insertaré música celta instrumental e intentaré que las palabras sean la voz de la melodía. Quiero adentarme en ese Dublín del 16 de junio de 2004, quiero pasear con Leopold y Stephen, quiero recorrer las calles del ‘dear-old-Dublin’.

Recupero otro artículo encontrado por la red, que explica algunas de las particularidades de esta obra.

Leer el Ulises de James Joyce es un viaje sumamente dificultoso a ninguna parte. Aunque no comparto ciertas posiciones absolutas de algunos críticos por parecerme “snobistas”, aquello que se dice: “Que nadie puede considerarse literariamente culto si no leyó el Ulises, en parte resulta razonable. Evidentemente, no es un libro para el lector común, las complejidades que ofrece, lo acercan mas a un público reducido, de estudiosos, críticos y verdaderos amantes de la literatura. Cuales son estas complejidades? Que dificultades encontrará el lector según mi propia experiencia? Cuales son los elementos que en definitiva hacen del Ulises una obra totalmente única? Vamos a tratar de enumerarlas.

  • Extensión: En general la extensión es un elemento importante, aunque no definitivo, para hacer mas “leíble” una u otra obra. En la edición original de 1922 se habla de una 600 páginas, la edición nacional de CS Ediciones en dos tomos es de casi 1000.
  • Ausencia de una trama “tradicional”: Contar de que se trata el Ulises, puede ser sumamente simple o increíblemente complejo. La historia “aparente” se puede explicar en unas pocas líneas, es el camino que elijen los editores para la contratapa. Esta historia aparente, diría que se trata de un día en la vida de tres personajes, bien, si uno se deja llevar por esta básica trama, podría encontrar interesante un libro de semejante magnitud, donde aparentemente no sucede nada?
  • Múltiples estilos: Joyce desorienta todo el tiempo, por momentos pasa por la narrativa mas tradicional, por otros se acerca al informe científico, la crónica periodística, la leyenda, el teatro a lo Ibsen, el relato onírico, etc.
  • Confusión espacio / temporal: Es común, y no debería sorprender al que se inicia en este clásico, no saber exactamente, cual es el espacio físico donde se lleva a cabo la acción, quien es el que “habla”, en que momento del día, etc. Los “saltos temporales” alejados de la principal línea de acción son comunes y a veces sumamente complejos de entender.
  • Juego de palabras: Esto es un recurso muy habitual en la obra, la elección de las palabras muchas veces confunde, ya que su sentido esta en relación a otras, en otros lugares Joyce las amasa como masilla y construye nuevos términos y significados, mezclando el inglés, italiano, alemán, francés y español. Casi se podría decir que se inventa el lenguaje con el que narra esta historia.
  • Simbolismo: Indudablemente, es una obra hermética, no en el sentido “alquimista”, ya que Joyce no intenta ocultar el contenido, simplemente es así, complejo, difícil, simbólico. Seguramente repetidas lecturas ayudarían a la cabal comprensión, mucho mas, supongo, si se pudiera hacer en su lengua de origen.
  • Múltiples referencias: Literarias, geográficas, históricas, filosóficas, sociales. No tener la amplia cultura de Joyce, es un dificultad importante para la cabal comprensión del texto.
  • Dilatación del tiempo: Un verdadero hallazgo y uno de los motivos de su complejidad. Leer este libro que relata poco menos de un día ( el 16 de junio de 1904), puede llevarle al lector varios meses.
  • Abarcamiento: En general, se suele convenir que la trama gira alrededor de tres personajes, sin embargo el Ulises es un mundo en si mismo, habla y describe en profundidad las personas que conocen estos tres “principales”, describe el Dublin de principio de siglo, si se menciona determinado artículo, no es raro que Joyce cuente cual es el fabricante, donde se encuentra el comercio, e incluso el costo del mismo.
  • Descripción nominativa: Un recurso muy usado, por ejemplo no se describe un lugar, simplemente se lo menciona, como algunos sugieren, leer el Ulises, requiere de una guía de Dublin, entre otros materiales, para completar la obra. En muchos pasajes, incluso, es notable la ausencia de las comunes partes “descriptivas” de cualquier literatura “tradicional”.
  • “El fluir de la conciencia”: Una de los principales reconocimientos que hace la crítica de este libro y tal vez, la mayor complejidad de esta obra. Este particular y novedoso para la época, estilo narrativo, emparentado en parte con el surrealismo, hace que los personajes, en primera persona ya, no narren la historia, sino que lo que ellos piensan y sienten se traslade directamente al papel sin una aparente elaboración literaria del autor.

A todo esto, se le puede agregar las propias dificultades del lector, el tiempo disponible, la capacidad de abstracción y otras tantas particularidades. El Ulises puede que sea la obra de mas complicada lectura que haya existído jamás, pero tengan en cuenta, si fuera fácil, cualquiera la hubiera leído. Buena suerte.

3 Respuestas a “Bloomsday (3): Las dificultades del Ulises

  1. Ya casi lo termino y realmente no creo que sea una obra ineludible. Me da la sensación de que es una excentricidad intelectual que sirve a muchos para pararse en la vereda de enfrente y proponer el salto como un logro ciclópeo. Es una cruzada, una odisea que pone a prueba la tenacidad del lector, de eso no me caben dudas. Pero no hay que dejarlo de lado (yo no soy quien para hacerlo), se encuentran pasajes increíbles y contribuyó de manera formidable al trabajo de la forma linguística en literatura. Más allá de todo esto recomiendo que lo hojeen/ojeen. Tengo que aclarar que no fue para mí un libro revelador, es más, me aburrí mucho en algunas partes que pasé como haciendo zapping; quiero decir: la vida será la misma con o sin el Ulises.

  2. Agrego: el capítulo 18 y último de la novela es impresionante, la mente de Molly es preciosa y gracias a ella toma forma toda la obra, los personajes, por así decirlo, aparecen de otra manera, se desprenden del autor y se liberan de las trampas de la ficción.

  3. comenzando su lectura, que deslumbra, y no me está parciendo
    tan árido como cuentan por ahí…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s