Comienza la cuenta atrás en N.I.


Anoche la presión seguía incrementándose sobre los hombros de Ian Paisley con el fin de que compartiese el poder con el Sinn Fein, mientras el gobierno británico le advertía que los partidos de Irlanda del Norte debían “entenderse o callarse”.  Un hipótetico fracaso en las negociaciones supondría el final del parlamento de Stormont y el inmediato cese de retribuciones para los 108 parlamentarios recién elegidos.

Después de que el DUP se proclamase el partido más votado en estas elecciones, el foco de atención se centraba en la capacidad de nombrar un gobierno antes de la fecha límite del 26 de marzo.

El Taoiseach Bertie Ahern coincidió con Tony Blair en la urgencia que tienen los partidos de Irlanda de Norte para no “perder una oportunidad de proporciones históricas.”

El DUP ha conseguido finalmente 36 parlamentarios, lo qué posiblemente le proporcione 4 ministerios si entra a formar parte del gobierno. Ian Paisley declaró recientemente que el de Economía era uno de los ministerios deseados. El Sinn Fein, también subió en sus resultados electorales, alcanzando 28 asientos y conseguiría 3 ministerios. El Partido Unionista del Ulster, a pesar de sufrir un importante retroceso y conseguir únicamente 18 escaños, obtendría 2 ministerios y el SDLP obtendría 1 gracias a sus 15 parlamentarios.  El Partido de la Alianza acabó con 7 parlamentarios y los 3 restantos fueron a parar a manos del Partido Verde, el PUP y Tyrone Independiente.

Ahern y Blair, reunidos aprovechando la cumbre de la UE en Bruselas, manifestaron que el mensaje de los votantes de Irlanda del Norte era claro: “Quieren recuperar su autogobierno.” Bertie Ahern añadió: “Creo que Paisley no tiene otra opción que cumplir la legislación británica. Si, por cualquier razón, no lo hace, deberá explicárselo a los 37 miembros de la asamblea legislativa (MLA) ‘despedidos’ y a los 211.000 votantes. ”  También comentó que no se imaginaba al líder unionista perdiendo la oportunidad de jugar un importante papel en el futuro de esa región. “No vemos otra opción aparte de adoptar un papel constructivo y positivo”.

Peter Hain, secretario para los asuntos de Irlanda del Norte, dijo que los partidos de la región habían llegado a un punto en el que debían “entenderse o callarse” acerca de la vuelta a la acción del nuevo gobierno. “Sólo hay dos opciones: o se forma un ejecutivo antes del 26 de marzo o se disuelve y se deja de pagar a los políticos, se cierra Stormont y zanjamos la política en Irlanda del Norte, tal vez hasta dentro de bastantes años. Escribiré a los líderes de los partidos y a los nuevos miembros del parlamento para explicarles lo que dice la legislación de St Andrews, porque algunos parece que la desconocen.” 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s